Que reconfortante y exquisitos son los platos horneados y más con ese toque italiano que tienen la lasaña y los canelones, que embriagan con su olor toda la casa. Hoy nuestra casa huele a canelones, en este caso una variante de rape y langostinos que combinada con el Chutney de Calabacín & Jengibre de Plain & Simple hará la boca agua de muchos, entre ellos nosotros.

Ingredientes:
Para 12 canelones
200 g de langostinos crudos pelados
400 g de cola de rape
Salsa de tomate
1 cebolla pequeña
1 huevo duro
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Chutney de Calabacín &
Jengibre de Plain & Simple

Canelones precocinados
Queso rallado para gratinar

Para 500ml de salsa de bechamel
60g mantequilla
60 g de harina
500 ml aproximadamente de leche
Sal y pimienta
Se puede  usar salsa de bechamel y de tomate precocinado

 Picar la cebolla fina, sofreír en un poco de aceite de oliva a fuego muy bajo. Mientras cortar el pescado y langostinos en trozos pequeños. Cuando la cebolla esté transparente añadir  el pescado y langostinos. Salpimentar. Chafar el huevo duro y añadir al pescado con una cucharada sopera de Chutney Calabacín & Jengibre de Plain & Simple mezclar bien y sigue a fuego lento hasta que se evapore el agua y esté hecho el pescado. Pon mientras las placas de canelones en remojo en agua caliente siguiendo las instrucciones del fabricante.  

Para la salsa de bechamel pon la mantequilla en un cazo y derretir, a continuación añadir la harina y hacer un roux dejando que cuece bien la harina. Salpimentar e ir añadiendo poco poco la leche hasta que salga una salsas espesa, hervir un rato removiendo constantemente.

Escurrir las placas de pasta en un trapo de cocina .  Poner la mezcla del pescado en el vaso de la minipimer con dos cucharadas soperas de salsa bechamel y triturar un poco para que todavía haya tropezones.  En una fuente de horno cubrir el fondo con salsa de tomate. Va rellenado los canelones con el relleno y colocarlos encima del tomate . Cubrir con la salsa de bechamel y después el queso rallado y calentar en el horno antes de servir unos 20 minutos a  200°C .