Este curry de pollo con Chutney de Tomate Verde tiene que ser uno de mis platos favoritos, es difícil de explicar el toque tan especial que le da el Chutney a este plato. Ideal tanto para comer en familia ya que no es picante en exceso o para cualquier evento que podamos tener en casa en un futuro. Este curry también congela perfectamente por lo que podemos preparar varias porciones y tenerlas ya hechas para un día con prisas o con menos tiempo para cocinar.

Ingredientes:
2 muslos y sobremuslos de pollo
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 lata de tomate natural
1 lata de leche de coco
1 cucharada de té colmada de polvos de curry suave
1 cucharada sopera de Chutney de Tomate Verde de Plain & Simple
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Arroz y pappadums (opcional) y perejil o cilantro como guarnición.

Primero freír el pollo salpimentado en aceite de oliva . Mientras picar la cebolla y prensar o picar el ajo. Tritura los tomates si son enteros.

Una vez frito el pollo desmenuzarlo cuando se pueda manipular. Sofreír en una sartén limpia la cebolla con el ajo a fuego lento hasta que esta transparente, añadir el polvo de curry y remover, a continuación añadir el pollo, la leche de coco, el tomate y el Chutney de Tomates Verdes de Plain & Simple, remover todo bien y dejar a fuego lento hasta que espese la salsa unos 20 minutos . Hervir el arroz
con sal y freír las pappadums .