Nos encantan los curris, todas esas especias y sabores que te transportan a otros lugares y son un festival para el paladar, y combinado con nuestros chutneys más aun. Esta receta de curry de rape y gambas con Chutney de Calabacín & Jengibre de Plain & Simple, tiene todo eso, especiado sin llegar a ser picante, con ese matiz fresco del jengibre, sencillamente espectacular. Os animamos a probarlo.

Ingredientes:
400 g de rape
250 g de langostinos crudos pelados
1 trozo grande de jengibre fresco
3 dientes de ajo
1 cebolla mediana
1 cucharada de las de té de los siguientes especias:
– Semillas de mostaza, cilantro molido , comino molido, cúrcuma y polvos de curry (tu decides como lo quieres de picante, nosotros solemos usar uno suave)
1 lata de leche de coco de 400ml
300 g de tomates
2 cucharadas soperas de Chutney  de Calabacín & Jengibre de Plain & Simple
Sal
Aceite
1 limón
200 g de espinacas

Primero pelar la cebolla, los ajos, el jengibre y triturarlos juntos para hacer una pasta. Cortar el rape en dados.  Poner unas 2 cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén grande y calentar un poco. Añadir la pasta de cebolla etc y a un lado las semillas de mostaza. Cuando empiecen a saltar las semillas mezclar con la pasta y cocinar a fuego lento unos 2 minutos.

Ahora añadir las demás especias remover y cocinar unos minutos. A continuación añade los tomates triturados, un vaso de agua  y el chutney y remover y dejar hervir a fuego lento 10 minutos.   Añadir la leche de coco y esperar que hierva y después añadir el rape y los langostinos,  sazonar, y cocinar el pescado unos 5 minutos. Por último  añadir las espinacas cortadas finas y el zumo del limón, dejar hervir hasta que estén cocinadas las espinacas.

Servir con arroz basmati hervido.