Hoy traemos una receta muy de temporada y original, una lasaña de calabaza, espinacas, champiñones y Chutney de Berenjena de Plain & Simple. Ahora que parece que llega el frio, siempre apetece un plato calentito y reconfortante, y en este caso muy saludable, ya que hemos sustituido la bechamel y la pasta por otro ingredientes mucho más ligeros.

Precalentar el horno a 180°c arriba y abajo.

Picar la cebolla y sofreír en aceite de oliva en una sartén grande a fuego lento, picar los champiñones y cuando la cebolla esta transparente añadir a la sartén. Picar las espinacas lavado y escurridos y añadir las también a la sartén. Sal pimentar.

El el vaso de la batidora poner el yogurt ,  queso crema y Chutney de Berenjena de Plain & Simple y batir todos juntos.

Id cortando laminas muy finas de calabaza como el grosor de una lamina de pasta de lasaña. En una fuente rectangular de horno  poner una capa fina de tomate frito encima una capa de laminas de calabaza, a continuación la mitad de verdura, la mitad de la mezcla de yogurt y otra de calabaza y repetir lo anterior terminado con una capa de calabaza y después el tomate frito. Tapar con papel de aluminio e introducir al horno unos 40 minutos  para cocer la calabaza. Antes de servir esparcir con queso rallado y gratinar hasta que esté dorado.