Ya ha llegado el calor y ha sido rotundo y contundente en su aparición, todo este tiempo en casa y el cambio de armario a nosotras por lo menos nos ha pillado con el pie cambiado! Pero bienvenido sea y más cuando ahora podemos salir un poquito más de casa, y pronto poco a podremos hacer actividades a las que estábamos acostumbrados antes, como recibir a unos pocos amigos y familiares en casa con todas las precauciones. Y con esta idea os traemos esta semana este Pastel de Garbanzos con Chutney de Calabaza de Plain & Simple, para preparar con antelación, servir y degustar frío, ideal para consumir legumbres en los días de calor.

Ingredientes:

550 g de garbanzos hervidos

1 puerro

1 cebolla mediana

1 zanahoria

4 dientes de ajo

2 cucharadas soperas rasos de harina

3 huevos grandes

Perejil un manojo

1 cucharada de té de levadura química

1 cucharada de té rasa de lo siguientes:

  • Pimentón dulce
  • Cúrcuma
  • Curry

2 cucharadas colmadas de Chutney de Calabaza de Plain and Simple

150 ml de aceite de oliva y para hacer el Sofrito

Forrar un molde de 2 kilos rectangular con papel de cocina

Precalentar el horno a 180°C

Picar la cebolla y el puerro y prensar los dientes de ajo. En una sartén poner un poco de aceite de oliva  y a continuación el puerro, cebolla y ajo. Sofreír a fuego lento hasta que esta transparente la cebolla. Rallar la zanahoria, chafar los garbanzos con un tenedor. (utilizar un tenedor mejor que la batidora o el pasa purés, ya que necesitamos que tenga consistencia y no sea una pasta).

Poner todos estos ingredientes en un cuenco grande,  añadir el curry la cúrcuma el pimentón el perejil picado y el Chutney de Calabaza de Plain and Simple, mezclar todo muy bien. Batir los huevos. Añadir a la masa los 150 ml de aceite de oliva los huevos y la harina, salpimentar y volver a mezclar todo muy bien. Verter todo en el molde asegurando que llega bien a las esquinas y que esta nivelado. Introducir en el  horno unos 40 minutos hasta que sale un pincho limpio como una tarta. Dejar enfriar en el molde.

Servir frío o temperatura ambiente y disfrutar.